Capacidad para superar eventos adversos se relaciona con obesidad

Académicos de la UNAM y la UAM realizaron un estudio para determinar qué factores inciden en la pérdida de peso.

Un estudio realizado en pacientes de la Clínica de Control de Peso (CCP) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) reveló que existen factores psicosociales que inciden en la capacidad de pérdida de peso de las personas que padecen obesidad.

Carlos Contreras, académico de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), y Gerardo Lejía, doctorante de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aplicaron un cuestionario a 89 adultos obesos para medir su resiliencia, es decir, su capacidad de sobreponerse a experiencias adversas y salir adelante. Los resultados mostraron que únicamente 24% de los encuestados tienen capacidad resiliente y han vivido entre 10 y 12 más eventos adversos que las personas que tienen un peso considerado como “normal”.

Las personas que padecen obesidad han encontrado en el consumo de alimentos una forma de aminorar el estrés y manejar la depresión. De hecho, dijo el investigador, la ingesta de alimentos con alto contenido calórico (a partir de grasas y carbohidratos) ayudan al cerebro a producir serotonina, un neurotransmisor que se relaciona con la disminución de los niveles de tristeza en las personas.

El estudio determinó que la pérdida de peso se relaciona con la capacidad de resiliencia de las personas.

El estudio determinó que la pérdida de peso se relaciona con la capacidad de resiliencia de las personas.

No obstante, Lejía aseguró que la obesidad no solo se relaciona con factores psicológicos, sino también fisiológicos. Con base en esa premisa, la siguiente etapa del estudio se enfocará a aplicar cuestionarios tanto a personas con obesidad como con un peso normal para determinar las diferencias psicológicas y fisiológicas en ambos tipos de individuos. Los resultados permitirán diseñar tratamientos más específicos para las personas que buscan controlar su peso.

Finalmente, el académico de la UNAM comentó que la resiliencia se forma durante la infancia, y se relaciona con la autoestima y la capacidad de ver de manera positiva los problemas. Con base en ello, se puede observar la importancia de despertar ambas capacidades en los niños.

*Con información de la UNAM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s